lunes, 23 de mayo de 2011

Mostrarse

“¿Por qué te muestras a nosotros y no al mundo?”
Jn 14,21-26
Mi Padre amará a quien me ama, y yo también le amaré y me mostraré a Él”. Dice la máxima famosa que algunas razones del corazón no las comprende la razón… Hay un tipo de conocimiento al que se llega por el amor. Quien ama tiene una capacidad especial para conocer lo que los científicos nunca podrán analizar en sus laboratorios. Es un conocimiento más real y práctico, más profundo. Y –sobre todo- capaz de traer una felicidad que no suele venir por lo racional. La experiencia de recibir al Resucitado tiene mucho de afectiva, de “cordial”. El amor tiene la capacidad de responder a muchas preguntas, de despejar muchas dudas, de mostrar muchas verdades… En este día acoge al Dios que, desde el amor, quiere mostrarse ante ti.