viernes, 20 de mayo de 2011

Conmigo

 “Volveré  para llevaros conmigo”
Jn 14,1-6
Tomás no sabe a dónde va Jesús. Pero a Jesús no le importa. Tampoco le da detalles. Sólo debe importarle que la meta de los discípulos es vivir con el Maestro. “Conmigo”. A veces nos sentimos demasiado solos, y llegamos a pensar que Jesús debería volver, acercarse a nosotros, librarnos, protegernos, cuidarnos… Toda nuestra existencia puede ser un continuo vivir a su lado, con Él. ¿No nos pasa a veces que tenemos a personas queridas cerca y ni las disfrutamos? ¿O que ni siquiera sabemos gozar del estar a solas con nosotros mismos? Nos cuesta tomar conciencia de las presencias que son demasiado habituales… Hoy, de nuevo, aunque no lo sientas o te cueste percibirlo, Jesús sigue cumpliendo su promesa de vivir contigo… ¿Por qué no decides tú vivir con Él?