viernes, 13 de mayo de 2011

Evangelizar como Jesús (Cuarto domingo de Pascua, 15 mayo)

Las primeras crónicas de la Iglesia, expresadas en los Hechos de los Apóstoles (primera lectura), nos hablan del éxito de la evangelización tras el día de Pentecostés. Pedro y el resto de los discípulos convencían con su palabra escueta, pero con sus obras poderosas. Y se iban uniendo muchos al proyecto de Cristo que ellos ofrecían.

Parece que los tiempos han cambiado. Que ni las palabras que decimos alcanzan eco entre la gente necesitada de Dios, ni las obras que hacemos convencen de que el Reino está cerca. ¿Quizás porque no hay sed? ¿Tal vez porque los predicadores no nos lo acabamos de creer del todo? ¿Será que lo de Dios no tiene gancho hoy día? Deberíamos saber encontrar el modo en que la Buena Noticia alcance las heridas del corazón humano, el hambre de eternidad que –escondido- le habita, el ansia de un “algo” más grande que le mueve por dentro.

Jesús tenía un modo muy peculiar de evangelizar. ¿No será que se nos olvida fácilmente? Se aprendía el nombre de las personas, sabía acercarse a cada uno de manera diferente, entablaba conversación sin hacer juicios, ofrecía al otro todo lo que tenía. Respetaba, proponía, ayudaba. Ni una palabra de condena o juicio. Tendía su mano para levantar y acompañar. Y entraba siempre “de frente”, por la “puerta”. Sin imponer, amenazar o enjuiciar. Caminaba descalzo con el pueblo, como uno más. Pero atraía por su vida interior, por su inclinación al Padre.

Pedro (segunda lectura) nos recuerda lo que nos cuesta aprender: el sufrimiento no se puede separar de las obras buenas. Ni de nada de lo humano. Pero el Evangelio es bálsamo para el dolor innato de los que quieren ser bueno...

Es, además, la Jornada de oración por las vocaciones de especial consagración. Revisemos nuestro modo de evangelizar a la luz de estas lecturas. Reavivemos las actitudes humanas de Jesús en la forma de acercarnos a los demás. Y dejemos que Él haga el resto…
Cuarto domingo de Pascua (A)
Hechos de los Apóstoles 2, 14a. 36-41
Salmo 22
1 Pedro 2, 20b-25
Juan 10, 1-10
Homilía de dominicos.org
Reflexiones de J.A. Pagola, y aquí
Reflexión de Ser fraile