lunes, 6 de junio de 2011

Espíritu de Dios

Te llaman
viento huracanado,
paloma,
susurro,
lengua de fuego,
suave brisa,
abogado defensor…
Pero yo sé que eres
ese Dios bueno
y que todos esos nombres
son los caminos que escoges
para llegar hasta nosotros
y habitar dentro de mí.