domingo, 26 de junio de 2011

Entre Scala Coeli y San Agustín

Tan volcado ha vivido en las Hermandades que suelen olvidarse otras facetas de este dominico elocuente (como todos los frailes de su Orden) al que sin embargo, quizá por su continuo trato con la gente sencilla, le gusta adoptar un tono llano, muy alejado de la prédica rimbombante desde el púlpito. Así, siendo Carlos Romero prior de Santo Domingo de Scala Coeli (1972-78) se acometió la restauración del Santuario. También le ha tocado vivir de cerca, como inquilino del convento vecino, la lentísima restauración de la iglesia de San Agustín, abierta recientemente tras haber permanecido 30 años en ruinas. A sus 81 años sigue acudiendo todas las tardes a la sede de las Hermandades, en espera de un relevo que teme y desea por igual.

Diario Córdoba, domingo 26 de junio de 2011