sábado, 11 de junio de 2011

Anunciad

“Id y anunciad que el Reino estad cerca”
Mt 10, 7-13
Para anunciar hemos inventado miles de medios de comunicación y hemos preparado a grandes profesionales de la palabra. Son expertos en anuncios los canales de TV que con refinadas técnicas dan noticias o venden productos de todo tipo. Y se nos ha olvidado que anunciar es una de las tareas más bonitas y hondas que puede y debe hacer cada ser humano. ¿Qué anuncian tus hechos? ¿A quién anuncias con tu vida? Tus valores y actitudes, tu modo de afrontar problemas… Toda nuestra vida es anuncio, testimonio. “De lo que está lleno el corazón habla la vida” parafraseando al Maestro… Quizás se ha perdido la maravillosa vocación de transmitir lo bueno, las grandes y más vitales noticias, lo esencial e indispensable, lo profundo. Cualquier cosa no es anuncio, sino comercio… Las cosas pequeñas, sencillas, los valores del reino necesitan vidas que los asuman para anunciarlos… Como guinda a esta Pascua, ¿estás dispuesto a ofrecer la tuya?