jueves, 8 de diciembre de 2016

Festividad de la Concepción de María Inmacula: El respirar de María



El respirar de María  


Sin María de Nazaret no ha lugar el Adviento. Cierto y obvio, pero uno se goza en el subrayado que el calendario hace de la joven sencilla que supo ser cálido espacio para la grandeza del Señor.

María, grávida, respira esperanza, pues su aliento es joven, perfumado, de rosas y menta. Y lo celebra y baila como niña, esperanza juguetona y divertida porque como niña sabe bien el bienmesabe del Reino de su Hijo que desdramatiza miedos y robustece rodillas vacilantes.

La bienaventurada porque ha creído exhala una osada esperanza pues el toque de su alma roza el horizonte de los sueños que animan y liberan; por eso, en su perfil enteco, se torna fuerte, y sin saber cómo, vence obstáculos con la fuerza de su debilidad y su paciente espera.

Y, en su esperanza, María suma y crea, innova y avanza, porque el que miró la pequeñez de su condición hace, con y por ella, un cielo nuevo y una tierra nueva para todos los que nos asilamos a su materna sombra.


Fr. Jesús Duque OP.

 

 

 

 

MARÍA

(Fructuoso Mangas A pie de obra)

Eres tierra feraz, llena de simiente divina;
eres María, agua escondida, venero secreto;
eres, María, fuente clara de aguas vivas;
eres, María, manantial del que nace la gracia;
eres, María, hilillo fino de agua cristalina;
eres, María, limpio arroyo que del monte viene;
eres, María, ancho río entre las dos orillas;
eres, María, amplia puerta y desembocadura;
 eres, María, alta mar de inmensidad divina.

Eres, María,
tierra, agua, fuente,
manantial, hilillo fino,
arroyo, ancho río,
puerto, boca y ría
y mar sobre la que se cierne fecundo el Espíritu
y donde, ¡niño!, se mece el autor de la vida

miércoles, 7 de diciembre de 2016

SCALA COELI - ADVIENTO 2016: Miércoles de la Segunda Semana


El Señor es un Dios eterno
y creó los confines del orbe.

No se cansa, no se fatiga,
es insondable su inteligencia.

Él da fuerza al cansado,
acrecienta el vigor del inválido;
se cansan los muchachos, se fatigan,
los jóvenes tropiezan y vacilan;
pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas,
les nacen alas como águilas,
corren sin cansarse,
marchan sin fatigarse.


 

martes, 6 de diciembre de 2016

SCALA COELI - ADVIENTO 2016: Martes de la Segunda Semana


Una voz grita:
En el desierto preparadle 
un camino al Señor;
allanad en la estepa
una calzada para nuestro Dios;
 que los valles se levanten
que montes y colinas se abajen,
que lo torcido se enderece,
y lo escabroso se iguale. 

Se revelará la gloria del Señor,
y la verán todos los hombres juntos.


 

lunes, 5 de diciembre de 2016

SCALA COELI - ADVIENTO 2016: Lunes de la Segunda Semana




Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite:
viene en persona, resarcirá y os salvará.

Se despegarán los ojos del ciego,
los oídos del sordo se abrirán,
saltará como un ciervo el cojo
la lengua del mudo cantara. 




domingo, 4 de diciembre de 2016

SCALA COELI - ADVIENTO 2016: Segundo Domingo



II Domingo de Adviento.Tiempro fuerte. Tiempo de cambio, de conversión.

La Palabra de Dios nos invita hoy a volver a su "proyecto original", interpelándonos a reorientar nuestras energías y opciones para hacer nuestros valores del Reino. Ante la inminencia de la llegada del Reino se impone la conversión.

La figura de Juan el Bautista, el Precursor del Mesías, el heraldo de la llegada del Señor, aparece como el icono que desde su coherencia personal, anuncia el Mesías y su plan de salvación. Juan Bautista es el nexo entre el Antiguo Testamento y la Buena Nueva. "El más grande entre los nacidos de mujer", según palabras de Jesús, nos llama desde el desierto pra que allanemos los caminos y preparemos las calzadas para el Rey que va a llegar.

Abramos nuestros corazones, pues, a una conversión sincera que nos hará más felices.



En este domingo encendemos la vela verde. El color verde dentro de las celebraciones litúrgicas simboliza el tiempo ordinario, la cotidianidad de la vida, de hecho el color de la naturaleza es verde. Se nos invita a vivir nuestro día a día iluminándolo con la Palabra del Señor que nos nutre, nos consuela y nos interpela a vivir desde los valores del Reino.

Con esta segunda luz que encedemos,
te pedimos, Señor,
que la Luz de tu Palabra
ilumine nuestras vidas
a fin de poder
"vivir de forma extraordinaria nuestro tiempo ordinario".

Señor, que seamos reflejo de tu luz atrayente y seductora.
¡Maranatha. ven, Señor Jesús!
 



sábado, 3 de diciembre de 2016

SCALA COELI - ADVIENTO 2016: Sábado de la Primera Semana


Jesús recorría todas las ciudades y aldeas,

ENSEÑANDO

en sus sinagogas, 

ANUNCIANDO

el evangelio del Reino y

CURANDO

todas las enfermedades y todas las dolencias.
Al ver a las gentes,

SE COMPADECÍA

de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas,
"como ovejas que no tienen pastor".




viernes, 2 de diciembre de 2016

jueves, 1 de diciembre de 2016

La mesa de la Palabra: La pequeña esperanza avanza




  Santo Domingo de Scala-Coeli * Dominicos * Córdoba




La pequeña esperanza avanza

Sí, son tiempos de espera y esperanza.  Y no por subrayar la obviedad del adviento, sino por ser un recurso humano y creyente siempre por madurar, siempre por florecer. La creencia nos dice que este nuestro mundo hay que mirarlo con ilusión porque en él hay cabida para, aparte de la evidente parcela de mal, unas enormes posibilidades de bondad muchas de ellas por estrenar.  Y por tributar desde esta página un modesto homenaje a unas bellas palabras de Charles Peguy, rotuladas como La niña esperanza, que recomiendo con sincero fervor.

Hasta el mismo Dios, dice, se asombra de la muchacha esperanza por ser ella tan poquita cosa… inmortal. Entre las dos grandes, fe y caridad, la esperanza es una menuda cosita que aparece en nuestro mundo en cada momento navideño. Pero con tanta energía que echa sobre sus hombros la carga de las dos hermanas mayores, porque se siente capaz de saltar sobre todos los obstáculos y transitar por todos los caminos.

Evoco este texto porque es una oportuna ayuda para disponer el camino del Señor y allanar sus vías de llegada, el Bautista lo recuerda.  Vivimos en función de lo que esperamos porque la fuerza de la esperanza, la niña chiquita, arrastra a los mejores momentos, al disfrute de nuestra mejor razón de la espera.


Fr. Jesús Duque OP.