martes, 6 de diciembre de 2011

Escucho


Escucho, mas no sé
si lo que oigo es silencio
o Dios.

Escucho, sin saber si estoy oyendo
el resonar de las planicies del vacío
o la conciencia atenta
que en los confines del universo
me mira y me descifra. 

Sólo sé que camino como quien 
es mirado, amado y conocido;
y por eso en cada gesto pongo
gravedad y riesgo.


Sophia de Mello Breyner