lunes, 28 de noviembre de 2011

Su amor no descansa

El Adviento es el tiempo en que Dios nos promete que su amor no descansa. Por cada uno de nosotros.  Que salvará distancias infinitas. Que se hará pequeño para encontrarnos. Que vendrá a nuestras vidas. Que creerá en cada uno de nosotros, conociendo nuestra verdad profunda. Y que nos saldrá al encuentro en caminos inesperados. Y esa promesa vale un mundo.