lunes, 14 de noviembre de 2011

Otoño



Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
(Salmo 8)