martes, 15 de noviembre de 2011

San Alberto: "presumir de tu triunfante Cruz"

Señor Jesucristo, enséñanos a entender la astucia de los engañadores por sus mismas palabras.
Enséñanos a  descubrir y a estar precavidos de los que quieren comprometernos por nuestras propias palabras: que sepamos no responder inmediatamente, sino esperar a dar una respuesta que los comprometa a ellos por sus mismas palabras.
Que sepamos no decir lo que todos dicen para así aparentar más famosos, o a no asentir para darles gusto a ellos, sino seguir en todo únicamente la razón, y sobre todo no decir algo que sea de perjuicio para el prójimo por motivo de una piedad falsa, o de ayudar al culto divino, sino tan sólo lo que juzguemos ser justo. Concédenos no presumir de otra divisa que el título de tu triunfante cruz, o el memorial de tu muerte, o el pregón de tu casa. 
Que sepamos alternar con prudencia el entendimiento teórico y el práctico, la vida corporal y la espiritual, de modo que sepamos dar al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios. Amén.


(S. Alberto Magno)