martes, 22 de noviembre de 2011

Para ti toda mi música




"Cantad al Señor un cántico nuevo, que toda la tierra cante al Señor. Cantad al Señor, bendecid su nombre, celebrad día tras día su victoria" (Sal 96).

                                "Sin música la vida sería un error" (F. Nietzsche)


"¡Qué bueno es dar gracias al Señor, y cantar para tu nombre, oh Altísimo! Proclamar tu amor por la mañana, y tu fidelidad durante la noche, al son de la lira de diez cuerdas, con la melodía de la cítara y el arpa. Tú me alegras, Señor, con tus acciones, y canto jubiloso por la obra de tus manos" (Sal 92).

"¡Venid, cantemos alegres al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! Entremos en su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. Porque el Señor es un Dios grande, más poderoso que todos los dioses" (Sal 95).


"Cantad al Señor un canto nuevo, porque ha hecho maravillas; su mano le ha dado la victoria, su santo brazo (...) Cantad al Señor con la cítara, con la cítara y los demás instrumentos; al son de trompetas y clarines, aclamad al Señor, que es rey" (Sal 98).