jueves, 14 de junio de 2012

La incapacidad de los sentidos


Veneremos, pues, postrados
tan gran Sacramento;
que la antigua figura
ceda el puesto al rito nuevo;
que la fe supla
la incapacidad de los sentidos.
Al Padre y al Hijo
sean alabanza y júbilo,
salud, honor, poder y bendición;
y una gloria igual sea dada
al que del uno y del otro procede.
Amén.



Tantum ergo Sacraméntum,
venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
novo cedat rítui;
præstet fides suppleméntum
sénsuum deféctui.
Genitori Genitóque,
laus et iubilátio;
salus, honor, virtus quoque,
sit et benedíctio;
procedénti ab utróque
compar sit laudátio.
Amen.

Pange lingua, de Santo Tomás de Aquino, Op