lunes, 11 de enero de 2010

Para que no se apague la fe

Las madres dominicas celebran sus 500 años

El alcalde agradece la labor espiritual y cultural que desarrollan.


11/01/2010 MARILUZ ARIZA
El convento de dominicas Madre de Dios inició ayer los actos del quinto centenario de su fundación con una eucaristía, en la que participaron los párrocos de Baena. Fue oficiada por el padre dominico José Antonio Segovia, quien recordó que el convento se fundó "para que no se apagara la fe en este pueblo y para que Dios fuese una fuente de progreso". El alcalde, Luis Moreno, mostró el agradecimiento porque "durante siglos han hecho una importante labor espiritual y han mantenido un monumento emblemático" como es el convento y la iglesia. Las monjas celebrarán hasta septiembre sus 500 años en Baena.