sábado, 19 de marzo de 2011

Enséñanos, José...



José, esposo de María:
Tú que no nos dejaste ni un discurso ni una carta,
ni siquiera una declaración de prensa:

Dinos ahora cómo se vive siendo el número dos;
es decir, cómo se hacen cosas fenomenales desde un segundo puesto...

Dinos cómo es posible y ridículo y absurdo
que todos queramos estar en el primer puesto o ser el número uno...

Dinos cómo la inmensa mayoría de nosotros
tenemos que ocupar segundos lugares,
en los que está nuestra verdadera y oculta grandeza...

Convéncenos de que se puede y se debe ser útil,
fiel, efectivo y hasta héroe...

Enséñanos cómo se lucha sin aplauso;
cómo se avanza sin publicidad;
cómo se persevera y se muere
sin esperanza de que se le haga a uno un homenaje...

Enséñanos qué se hace para ser útil y positivo,
generoso sin necesidad de ser importante...

 

Hoy, día de San José, recordamos a los amigos y amigas de la comunidad, que formáis nuestra gran Familia, y que celebráis vuestro santo.
Y lo mismo a todos los padres y a quienes tenéis bajo vuestro cuidado el cuidado de otros. 
¡Feliz día!