sábado, 10 de abril de 2010

Pregón

Aires romeros en el Círculo preludian a Santo Domigo

10/04/2010 FRANCISCO MELLADO
Un auténtico preludio del mayo festivo es lo que ayer se pudo vivir en las calles de la ciudad y en el interior del Real Círculo de la Amistad.

Desde las siete de la tarde distintos coches de caballos pasearon por la ciudad a la romera mayor de Santo Domingo y sus damas de honor que llegaron ataviadas de flamencas hasta las puertas del Círculo de la Amistad.

Tras la foto de familia, y a los sones de Caminito de Santo Domingo , las romeras fueron subiendo al escenario del salón Liceo. Una vez ubicadas, el secretario de la hermandad, Sebastián Mengual, leyó el acta donde se proclama a María Zafra Regidor romera mayor de la romería del 2010.  Acto seguido, la orquesta de plectro del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena, bajo la dirección de Carlos Hacar, deleitó al numeroso público que llenaba el auditorio con un repertorio de piezas tradicionales unidas a la romería y a la ciudad como El Vito o Caminito de Santo Domingo .

Así, entre ese ambiente festivo, se inició el acto central de la noche, el pregón de la romería, ofrecido por el académico Julio Sánchez Luque, quien fue precedido en la palabra por su antecesor, Angel Fernández Dueñas.  El pregonero, que a través de su modulada voz mantuvo al público expectante durante toda su disertación, ofreció un texto lleno de recuerdos de su vida enlazados con la tradición y devoción a San Alvaro y el Santo Cristo venerados en Scala Coeli.  El acto concluyó con una cena ofrecida en homenaje al pregonero.


El pregonero de Santo Domingo resalta la figura de San Álvaro de Córdoba

Julio Sánchez ofrece una exaltación vivencial y cuenta la historia de la devoción

El pregonero de Santo Domingo, Julio Sánchez, destacó por el protagonismo que le concedió a la figura de San Álvaro de Córdoba, al que rinde culto esta cofradía. El exaltador se refirió a la reforma de la orden dominica y las peregrinaciones al santuario de Santo Domingo que comenzaron a celebrarse tras la muerte del santo cordobés. Aparte de los episodios históricos referentes a esta devoción, Sánchez, que fue presentado por el pregonero del año anterior, Ángel Fernández Dueñas, revivió su experiencia como devoto de la imagen y romero cada año de Santo Domingo, una de las celebraciones incluidas en el Mayo Festivo Cordobés.  El elemento religioso prevaleció, en cualquier caso, sobre el exponente folklórico que acompaña a toda celebración gloriosa. Este pregón se suma así a un curriculum en el que también figura el de la Virgen de Linares en 2003.

(El Día de Córdoba)