viernes, 15 de julio de 2011

Bienaventurados en verano

Dichosos los que saben mirar,
porque descubrirán un mundo nuevo.

Dichosos los que saben escuchar,
porque oirán las voces de los sin voz.

Dichosos los de corazón solidario,
porque están haciendo un mundo más humano.

Dichosos los que aman con gratuidad,
porque en su corazón brilla la sonrisa del Abba.

Dichosos los que confían en Jesús
porque harán felices a los que les rodean.

Dichosos los que siembran buenas noticias,
porque están alentando la esperanza.

Dichosos los que llevan el gozo y la paz,
porque están anunciando el Reino de Dios.