domingo, 1 de marzo de 2015

Desde Scala Coeli, hacemos el camino de la Cuaresma:




Hoy de la mano de …..


ANTONIO-JESUS RODRIGUEZ HERNANDEZ



“Al igual que Jesús comienza su ruta de subida a Jerusalén, nosotros también desde el comienzo de la Cuaresma comenzamos nuestro sentido ascendente y preparatorio. En estos días destaca, entre otros temas, la llamada a la conversión.  A lo largo de la Cuaresma nos vamos purificando del pecado para llegar al hombre nuevo, a la fiesta pascual, a la Resurrección del Señor.

Y hoy, en este segundo domingo de Cuaresma, vamos a escuchar una palabra más alta que las demás. Directa, seca,  cortante; dirigida a cada uno de nosotros como individuos que somos y como comunidad con un mismo destino.  Una voz nos va a decir: Este es mi Hijo Amado: ¡escuchadlo!
  
El "escuchadlo" que oiremos nos va a venir a decir que el hombre, todos nosotros, no tenemos  otra alternativa. Si nos queremos poner en marcha hacia la verdadera salvación, debemos escuchar la Palabra de Jesús, porque sólo Él tiene la definitiva palabra de salvación.

Pero, como algunos nos vienen a recordar, el camino para llegar hacia Él no pasa por realizar una serie de conductas  y acciones externas seguras. No pasa por solo cumplir con el ir a misa, el rezar varias oraciones al día y dar limosna de vez en cuando. El camino seguro pasa por poner los ojos en Jesús y recorrer su sendero. Pasa por acomodar nuestra vida a la suya.
 
Y si tenemos presente que esta es nuestra meta, no nos faltará nunca la ilusión de saber que es posible transformar el mundo  y no perderemos nunca la esperanza en alcanzar un futuro mejor que nos aguarda en el Señor.”