domingo, 13 de diciembre de 2009

Profesión Solemne en la Orden


El pasado sábado 12 de diciembre, en el convento de Santo Tomás de Sevilla, fr. Pepe Rafael González Reyes, dominico cordobés,  pronunció sus votos solemnes en las manos del Prior Provincial de Bética, fray Miguel de Burgos.

En la celebración estuvieron presentes los familiares y amigos de fray Pepe Rafael, un buen número de frailes (gran parte de los frailes jóvenes de todas las provincias dominicanas españolas) y un nutrido grupo de laicos dominicos del Movimiento Juvenil y de las Comunidades Juana de Aza. Desde Bélgica se acercaron a compartir este día con el profeso solemne dos frailes de las comunidades de Bruselas y Lovaina la Nueva, y una hermana dominica de Bruselas.


Presidió la eucaristía fr. Miguel de Burgos acompañado de fr. Alfonso Esponera, en calidad de Maestro de Estudiantes, y fr. Jesús Díaz Sariego, socio del Provincial de España, junto con fr. Carmelo Preciado, Maestro de Novicios, que dirigía la ceremonia.

En la homilía el provincial fray Miguel de Burgos exhortaba a fr. Pepe Rafael a ser un verdadero predicador de la gracia tal y como corresponde a un buen fraile de la Orden de Predicadores. Ser mensajero, no de condena, sino de salvación y misericordia que es la verdadera esencia de la Buena Nueva de Jesucristo.

Fr. Pepe Rafael pronunció después sus votos en las manos de su Provincial prometiendo obediencia hasta la muerte. En una emotiva acción de gracias, el neo profeso quiso agradecer a todas aquellas "palabras de Dios" que han sido importantes en su vida y en su proceso vocacional.

Tras la celebración, la siempre acogedora comunidad de santo Tomás invitó a los presentes a un vino español en el claustro del convento.