lunes, 16 de julio de 2012

Salve marinera



¡Salve!, Estrella de los mares,
de los mares iris, de eterna ventura.
¡Salve!, ¡oh, Fénix de hermosura!
Madre del Divino Amor.

De tu pueblo, a los pesares
tu clemencia dé consuelo.
Fervoroso llegue al cielo
y hasta Ti, y hasta Ti, nuestro clamor.

¡Salve!, ¡salve!, Estrella de los mares.
¡Salve!, Estrella de los mares.
Sí, fervoroso llegue al cielo,
y hasta Ti, y hasta Ti, nuestro clamor.

¡Salve!, ¡salve!, Estrella de los mares,
Estrella de los mares,
¡Salve!, ¡salve!, ¡salve!, ¡salve!.
Se conoce como Salve Marinera a un fragmento de la zarzuela "El molinero de Subiza", compuesta en 1870, con letra de Luís de Eguílaz y música de Cristóbal Oudrid.
Dicho cántico fue popularizado en su tiempo por la Armada Española por ser el himno de ésta, mas con el paso del tiempo se terminó haciendo popular en todos los ámbitos de la mar. Estrella del Mar (Stella Maris) es uno de los nombres de María procedente de la interpretación de un pasaje del Antiguo Testamento (1Reyes, 18,41-45)