lunes, 8 de diciembre de 2014

Festividad de la Inmaculada Concepción de Santa María Virgen


La contemplación de una criatura inmaculada, sana, sin dañar, nos revela la decisión de Dios de hacer todo nuevo desde las mismas raices. La Inmaculada es el anuncio del plan que Dios se ha propuesto, de hacer surgir una creación nueva, en la que el hombre alcanzará un estilo de vida lleno de luz, en posesión de si mismo, en comunicación con los demás, en relación con Dios.

El mensaje de esta fiesta es el anuncio de que vamos a ser sanados desde los cimientos de nuestra propia naturaleza. Esta es la promesa y el objeto de nuestra esperanza.

                                                                                                               (Del Misal Dominicano)




Oh Dios, 
que por la Concepción Inmaculada de la Virgen María
preparaste a tu Hijo una digna morada,
 y en previsión de la muerte de tu Hijo
 la preservaste de todo pecado,
 concédenos por su intercesión llegar a tí limpios
 de todas nuestras culpas.