viernes, 24 de octubre de 2014

Hoy Córdoba celebra la festividad del Arcángel San Rafael




       “Como Dios sea sumamente bueno, y así sea sumamente comunicativo de sus bienes, no se contenta con la comunicación de estos bienes tan bajos, sino determinó criar otras más altas criaturas, a las cuales comunicase las riquezas de su misma bienaventuranza y gloria.
San Rafael (Capilla Cristo de San Alvaro)  - Santo Domingo de Scala Coeli


                   De modo que, siendo Él glorioso y bienaventurado con la vista de su misma hermosura, fue tan magnífico y liberal, que no quiso ser Él solo bienaventurado, sino crió también dos órdenes de criaturas nobilísimas, hechas a su imagen y semejanza, que fuesen capaces de su gloria, que fueron los ángeles y los hombres, los ángeles en el cielo y los hombres en la tierra; los unos, que son substancias espirituales, sin cuerpos, y los otros con cuerpos, como son los hombres, que de cuerpo y espíritu están compuestos.

                   Mas porque las obras de Dios son perfectas, como Él lo es, así como crió estas dos órdenes de criaturas para tan alto fin, así las proveyó de todas las virtudes y perfecciones que para conseguirle se requieren.
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

                   Dejemos ahora los hombres y tratemos de los buenos ángeles. Los cuales se dividieron en dos partes. Porque unos, reconociendo que todos los bienes que tenían eran de Dios, dados graciosamente, se humillaron profundamente ante su acatamiento y se ofrecieron con toda su voluntad y amor a ser perpetuamente sus fieles servidores y obedecer a sus santos mandamientos.

                   Y porque los ángeles son de tal cualidad que nunca se mudan, como los hombres, en lo que una vez se determinan, por esto fueron luego confirmados en gracia y levantados a la visión beatífica de la divina Hermosura, y en ella perseveran y eternalmente perseverarán”.

                                                               (Fray Luis de Granada)