miércoles, 15 de octubre de 2014

En el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús




Santa Teresa y los dominicos  -1-:


«Saliendo de San José de Segovia para venir a Avila, quiso visitar primero el monasterio de los padres de Santo Domingo, que se llama Santa Cruz, porque ay en el una capilla donde el glorioso padre hizo penitencia, u derramó mucha sangre... Estuvose allí la Madre como dos horas, y el Santo siempre con ella diziendola lo mucho que se avia holgado con su venida, y contandola los trabajos que avia padecido en aquella capilla, y las mercedes que nuestro Señor en ella le avia hecho, y asiola de la mano prometiendola de ayudarla mucho en las cosas de su orden, y diziendola otras palabras de mucho consuelo, y regalo. Dezia despues la Madre, que le avia hecho Dios allí tanta merced, y avia tenido tan gran consuelo que no quisiera salir de aquella capilla.»


RIBERA, Francisco, S.I., “La vida de la Madre Teresa de Jesús”, Libro IV, cap. XIII, pág 637, Madrid, 1602.