lunes, 18 de agosto de 2014

BEATO MANÉS DE GUZMÁN



Hoy, 18 de agosto, la Iglesia recuerda al beato Manés de Guzmán, hermano de santo Domingo.

Se dice de él que fue de gran ayuda a su hermano en la fundación de la Orden, ya que en 1217 lo envió con otros frailes a París, y en 1219 le encomendó el cuidado de las monjas de Madrid.

Según Fray Rodrigo de Cerrato, cuando conoció en 1234 la canonización de su hermano, fue a Caleruega y allí predicó a sus paisanos y les persuadió para que en el lugar donde había nacido santo Domingo edificaran una iglesia, el actual monasterio dominicano de clausura.

Fue imitador perfecto de la santidad de Domingo y eligió desde el primer momento la forma de vida de los Frailes Predicadores. Era un predicador ferviente, de conducta honesta, afable, humilde, alegre y benigno.


Murió en el monasterio de San Pedro de Gumiel, y fue sepultado con honor en su Iglesia. Gregorio XVI confirmó su culto el 2 de Junio de 1834.