martes, 20 de mayo de 2014

JORNADA ESPIRITUAL EN PASCUA: “María y el don del Espíritu Santo” (I)


           Dentro de la programación para el presente curso, el sábado día 17 se celebró en Scala Coeli una nueva jornada espiritual al que acudieron cerca de 40 personas, asistiendo a la misma una nutrida representación de los distintos talleres de oración que se desarrollan allí, así como miembros de la Franternidad laical de Santo Domingo y otros amigos y personas en búsqueda, interesadas en el tema que se había anunciado.

         En concreto, para esta ocasión, el Padre José Antonio Segovia, escogió el tema de “María y el don del Espíritu Santo”.

         Comenzamos en la capilla del convento, presidiéndonos en esta ocasión el icono de la Virgen de los Nudos, con una oración personal, una breve exposición del P. Segovia, a partir del texto de San Juan 21,4-13, en la que nos vino a recordar que todos aquellos esfuerzos que en nuestra vida realicemos, si nos creemos que van a obtener frutos por el simple hecho de que los hemos realizado nosotros mismos, puede que no se obtengan los resultados que queremos que se den, mientras  que si nos dejamos aconsejar y los tenemos presentes con el acompañamiento y dirección de Jesús, darán frutos abundantes para nuestro bien y los demás. Finalizamos con una oración entresacada del Libro del Eclesiástico:


Antes de los siglos, desde el principio, me creó,
y nunca dejaré de existir.
Ante él, en la santa tienda, presté servicio;
y así me he establecido en Sión,
en la ciudad amada he hallado descanso, 
y en Jerusalén he asentado mi poder.
En el pueblo glorioso he echado raíces,
en la porción del Señor, en su heredad.

Venid a mí los que me deseáis,
y saciaos de mis frutos.
Porque mi recuerdo es más dulce que la miel,
mi herencia más dulce que los panales.
Los que me comen tendrán más hambre,
los que me beben, tendrán más sed.
Quien me obedece no quedará confundido,
los que por mí se dejan guiar, no pecarán.


         Ya en la Sala “Fray Luis de Granada”, dio comienzo la primera de las reflexiones, en la que el Padre José Antonio nos presentó a María como Maestra y Acompañante de la Vida espiritual. El acercamiento a María nos iba a ayudar a revisar y reajustar el modo en que llevamos a cabo nuestra Vida espiritual en este tiempo previo a Pentecostés. La pregunta que centraría nuestro trabajo y nuestra oración sería; ¿cómo vivo y en qué hago consistir hoy la Vida Espiritual, cómo lo hizo María y vivió la obra del Espíritu Santo?

         Después de una Eucaristía y el almuerzo, en la tarde se comenzó con un diálogo abierto entre todos los participantes sobre el “diálogo espiritual en la vida”, a partir del texto sobre María que se recoge en la Exhortación del Papa Francisco “La Alegría de l Evangelio” y del encuentro bíblico entre María y su prima Isabel.

         Finalizó la Jornada con una nueva reflexión del P. Segovia sobre “María y su vida como misión de evangelizadora”.

        (  En próximos días iremos presentando resúmenes de lo tratado en esta Jornada Espiritual.  )