jueves, 17 de abril de 2014

LAS PALABRAS DE CRISTO EN LA CRUZ (V)


5ª- " TENGO SED". Jn 19, 28


¿Qué es esto, Salvador mío!, dice S. Ber­nardo. ¿Más pena os da la sed que la cruz, pues no quejándoos de la cruz, os quejáis de la sed? ¿Qué sed es esta que tanto os fatiga? Ciertamente no otra que el deseo de nuestra salud, de nuestra fe y de nuestro remedio; porque esto es como si dijera: Más me duelen vuestros males que los míos y más siento vuestras culpas que los tormentos de mi cruz.

Pues si ésta es, Señor, vuestra sed, las lágrimas de mi contrición y penitencia la apagarían, y yo, más crudo que vuestros enemigos, no os doy este refrigerio. ¡Oh Virgen santísima, ¿qué sintió vuestro piadoso co­razón con esta palabra cuando visteis el refrigerio que sus enemigos le dieron y no fuisteis poderosa para dar un jarro de agua al hijo que la pedía muriendo?

¿Dónde están ahora, ¡oh Magdalena, aquellas lágrimas que derramaste sobre los pies del Salvador? ¿Dónde están las vuestras, oh serenísima Virgen? ¿Cómo no subís a aquella cruz y, siquiera con esas lágrimas de vuestros ojos, no re­frescáis aquellos labios cárdenos y resequidos... ?


                                                                        (Fr. Luis de Granada)