lunes, 28 de abril de 2014

ECOS DE LA ROMERIA DE SANTO DOMINGO 2014



Santo Domingo vivió ayer su día grande. Varios miles de personas, peregrinos a pie, a caballo o montados en carrozas, participaron en la romería que un año más es el preludio del mes grande de Córdoba: mayo. Como marca la tradición, a las ocho en punto de la mañana un cohete anunciaba que era el momento de la reunión de la comitiva en la avenida República Argentina. Los romeros comenzaban su particular jolgorio, mientras media Córdoba aprovechaba las horas de sueño que les regalaba la jornada dominical. 

 
El sol comenzaba a dejarse ver y las temperaturas, a pesar de que aún era temprano, eran bastante llevaderas, por lo que se preveía que la jornada iba a ser inmejorable. Un total de 15 carrozas montadas por las peñas y la oficial de la romería formaron el cortejo, que un año más fue toda una explosión de color para celebrar así la llegada de la primavera. En el punto de encuentro de la romería un año más no faltó a la cita la edil de Fiestas, Amelia Caracuel, que estuvo acompañada por el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, y el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Martín. Los tres participaron en la ofrenda floral que cada año tiene lugar en el monolito  situado en los Llanos del Pretorio, como homenaje a las dos agentes de la Policía Local asesinadas por Claudio Lavazza. En la romería también se dejaron ver, y en la misa que tuvo lugar a mediodía ya en el santuario de Scala Coeli, el alcalde, José Antonio Nieto, el líder de UCOR, Rafael Gómez, o la delegada de la Junta en Córdoba, Isabel Ambrosio. 

Pero los verdaderos protagonistas de la jornada fueron los romeros, que un año más consiguieron que la primavera renaciera en Santo Domingo, uno de los parajes más bellos de la sierra cordobesa. Durante varios días han trabajado en sus carrozas para que ayer lucieran a lo grande en la romería, que antecede a la de la Virgen de Linares, y que volverán a lucirse en la Batalla de las Flores. La encargada de que a los romeros no les faltase de nada durante el camino que les conducía a Santo Domingo fue un año más Paula Pozuelo, la presidenta de la romería. Desde primera hora de la mañana controlaba que no faltara ni un solo detalle antes de que partiera la comitiva. "Nos está haciendo un día estupendo para poder disfrutar del que es nuestro día grande", dijo, sin dejar de lado los preparativos del desfile, que finalmente partió pasadas las 09:00. Sin embargo, Pozuelo lamentó que la coincidencia de la romería con otros eventos, como la celebración de la Cata o la Feria del Libro, había provocado que este año fueran menos los romeros que habían participado en la salida. "La romería ha coincidido con un fin de semana en el que se están celebrado mucho eventos porque la Semana Santa ha sido muy tarde, pero espero que con el paso de las horas sean más las personas que se animen a disfrutar de esta jornada romera", dijo Pozuelo. Y, al final, sus previsiones se cumplieron.

Después de la caminata los romeros festejaron en el santuario de Scala Coeli el milagro de San Álvaro de Córdoba, fraile dominico que en una de sus visitas a la ciudad recogió a un mendigo enfermo que resulto ser Jesucristo.

El hermano mayor de San Alvaro reiteró ayer sus felicitaciones y agradecimientos por el éxito de la convocatoria a los organizadores del evento, peñas participantes, la congregación dominica del convento de Scala Coeli y a los cuerpos de seguridad del Estado, Policía Local y Protección Civil, todo ello en una día en el que no se registró ningún incidente destacable y donde se estrenaba un nuevo espacio para aparcar vehículos.


( Textos procedentes de los periódicos EL DIA DE CORDOBA y Diario CORDOBA, del 28 de Abril de 2014 )