lunes, 10 de febrero de 2014

25 DE ENERO DE 2014: JORNADA ESPIRITUAL EN SANTO DOMINGO DE SCALA COELI


      El pasado 25 de Enero, día de la “Conversión de San Pablo”, unas 60 personas vivimos en Scala Coeli, una jornada de retiro, animado por Fr. Fco. R. Fassio.

        El primer texto para la reflexión y oración fue tomado del libro de “Los Hechos de los Apóstoles”, 22,3-16, en el que Pablo de Tarso narra su conversión; de un perseguidor de los cristianos y de Jesucristo, pasó a ser un testigo suyo ante los hombres, en fidelidad a su llamada.
       
        “Convertirse” supone cambiar de mentalidad, ser tocado en lo más nuclear de la propia persona y volver ahí, a lo más genuino de uno mismo, ser alcanzado por la Persona de Jesucristo, de modo que sea Él el protagonista de la propia vida. Supone una opción personal por Él, que va llevando a vivir de otra manera, desde Cristo, y su evangelio.

         Ser su testigo ante los hombres, no es tanto hablar “de” Dios, como hablar “desde” Dios. Para un cristiano su fundamento no es él mismo, va más allá, es “Otro”, Cristo, desde una relación con Él, en diálogo, intimidad, confianza, connivencia con  Él, que lo va transformando y llevando a una adhesión a su Persona. Así nos habla San Pablo en su “Carta a los Filipenses”:

          “La verdadera circuncisión somos nosotros, los que tributamos un culto nacido del Espíritu de Dios y hemos puesto nuestro orgullo en  Jesucristo, en lugar de confiar en nosotros mismos”…nada vale la pena si se compara con el conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor…por Él he sacrificado todas las cosas…con tal de ganar a Cristo y vivir unido a Él, con una salvación que no procede de la ley, sino de la fe en Cristo.(Fil. 3, 3-10).

           Hoy, podemos nosotros hacernos estas preguntas:

 ¿Quién soy yo para Dios?  ¿Quién es Dios para mí? 

                                                                                         -Paqui López-