martes, 12 de noviembre de 2013

Semana de San Alberto Magno: Oración del Predicador


Señor Jesucristo,

·        *   Haz que con deseo ardiente me precipite a escuchar la Palabra de dios, y haz que no rechace a los que ya se han acercado;

·   *  Haz que sepa estar junto a las aguas, no  dentro de las aguas de la vanagloria; que suba a la navecilla de la obediencia y que baje a tierra por la humildad; que lave las redes del deseo de la predicación y de las buenas obras de toda avaricia, vanagloria y adulación; que sepa repararlas mediante la armonía de las sentencias; que las seque con la claridad; que las recoja por cautela y no por pereza; que no las rasgue por las divisiones; que aleje de la tierra la nave de la religión y permanezca descansando en ella.

 * Haz que enseñe a los demás con el ejemplo; que sepa alternar la contemplación y la acción; que sepa conducir a los demás a la profundidad de la contemplación mediante la predicación de la religión.

·        *       Que lance las redes en tu palabra y no en las tinieblas del pecado y de la ignorancia de tal forma que pueda capturar obras vivas; que en las aguas de las tribulaciones pueda llenar mis redes de la abundancia de tu presencia y de tus consuelos, de modo que el alma reviente de admiración y busque ayudar al prójimo, especialmente a los más necesitados.


·       * Que llene las naves de obediencia y de paciencia, y que por la humildad me posterne ante las rodillas de Jesús y que, una vez arribado de este mundo a la tierra de los vivientes, pueda yo recibir los premios eternos. AMEN