lunes, 7 de octubre de 2013

Hoy los dominicos y la Iglesia entera celebra


Nuestra Señora del  Rosario


Imagen de la Virgen del Rosario
Iglesia de Santo Domingo de Scala Coeli - Córdoba

Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán en una capilla del Monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres; además, le ofreció diferentes promesas referentes al rosario. El santo se lo enseñó a los soldados liderados por su amigo Simón IV de Montfort antes de la batalla de Muret, cuya victoria se atribuyó a la Virgen. Por ello, Monfort erigió la primera capilla dedicada a la imagen.

El rezo del Santo Rosario es una de las devociones más firmemente arraigada en el pueblo cristiano. Hoy la Iglesia no nos invita a rememorar un suceso lejano cuanto a descubrir la importancia de María dentro del misterio de la salvación y a saludarla como Madre de Dios, repitiendo sin cesar: Ave María.


La celebración de este día es una invitación a meditar los misterios de Cristo, en compañía de la Virgen María, que estuvo asociada de un modo especialísimo a la encarnación, la pasión y la gloria de la resurrección del Hijo de Dios.