viernes, 20 de septiembre de 2013

300 años de la muerte del B. Padre Posadas

     Hoy, día 20 de Septiembre, se cumple el III centenario de la muerte del Beato P. Posadas.
Con sus mismas palabras destacamos sus PENSAMIENTOS sobre algunos aspectos y actitudes de la vida:

1. Alcance de la oración
"Heme llenado de más oración, que no es otra cosa, que actos de amor casi continuado. De esta manera me hallo, y camino, escondido en Dios".

2. Diálogo con el Señor en la Eucaristía
"En la Misa gimo, por ser todo de Dios, y no acabo de darme. Cuando miro tantas misericordias en medio de tantas miserias, grita contra mí,  mi conciencia.
- Mi amor y tu propio conocimiento te hacen digno
- Hijo, no temas: aquí estoy. Despedázame, y come.
Soy tu Padre y como a hijo te amo, te doy y entrego mi cuerpo, y alma de buena voluntad para que la reciba la tuya.
- ¡ Ea, Señor, por amor me niego al amor!. No quiero nada para mi. Solamente quiero para ti toda la gloria.
-  Llega, alma querida mía. Como Paloma harás aquí mi nido. Entra, y hallarás donde saciar lo que tu corazón desea.
-          Me llena el Señor de tanta reverencia, que se me inflama el corazón, y suelo andar con los afectos como avecilla mansamente inquieta."

3. Ante las dificultades y tribulaciones de la vida
" Dios es la suma Bondad
y sabe lo que conviene;
y pues El así me tiene,  
hágase su voluntad".
 
4. En camino de Predicación
"Caminando hacia Jesús, se anda más.
Clamé al Señor, y me trocó de manera, que me hallé en un gozo tan lleno, y alegría tanta, que me duró todo el camino, hasta llegar al lugar de la Misión."

 5. En la atención y cuidado de los pobres hambrientos decía.
"Hermanos, primero es atender a los templos vivos de Dios, que son los pobres, y poner en estado a pobres huérfanas. Si fuera hombre adinerado, todo lo gastaría en el socorro de estas necesidades.
¡Quien tuviera un pan tamaño como la Plaza de la Corredera!. ¡Qué rebanadas había de partir para los pobres!...

6.  Sobre la caridad  con los enemigos
"El mismo amor que me hace, me deshace.
Miren, hermanos, que los unos y los otros son nuestros próximos, y tanto nos debemos doler  de las miserias y trabajos de los unos, como de los otros, pidiendo a Dios, que los ponga en paz. Eso es caridad, y lo contrario falta de ella".

7.  Sobre el amor a la Virgen.
"Para servir a la Virgen no hay oficio bajo. Si  yo fuera al Rosario, lo llevara a mi lado siempre."