domingo, 17 de junio de 2012

Llegas


Llegas,
acampas en mi tierra,
sacudes mis cimientos,
rompes mis fronteras
abres mis encierros.

Llegas
y avivas el hambre de Dios,
de verdad, 
de hermano,
de justicia, 
de vida.
 

 Llegas
y amas mi pobreza,
mi ayer entero
el ahora en su calma
y su tormenta,
el mañana posible.

 Llegas
y conviertes el sollozo en fiesta,
la muralla en puerta,
la nada en poema. 

Llegas
cargado de Ti y de otros,
palabra con mil promesas
humanas y eternas…

Llegas,
despiertas el amor dormido,
y te quedas.